Ganando el mundo perdiendo a los hijos

–¿Pues si papi… y si jugamos carritos pues? Esta ha sido últimamente la manera en que mi hijo se acerca para recordar y decirme que no he atendido de él. Tengo una debilidad por la lectura. Una tendencia a devorar ocularmente todas aquellas grafemas conjuntas que atrapen mi interés. Quizá he caído en la insana rutina de la lectura…

Un portal a mi adolescencia

Estos últimos dos días que he estado en casa de mi padre, no pude evitar asomarme curioso a las habitaciones que ocupé en el pasado. Ahora son fríos, más amplios, más vacíos, más sucios o tal vez más limpios, más arreglados o quizá más desordenados. Fue imposible no fijarse en aquel mueble flojo que lucía pequeños agujeros en…