Los tres hombres de la taberna

En un inesperado encuentro, tres hombres de clases sociales distintas, se encuentran en un bar y dialogan compartiendo vivencias. Uno de ellos, señor bien vestido que dejaba mostrar un rolex tras la manga de su camisa, preguntó:

—Y ustedes camaradas ¿Cómo se ganan la vida?

El primero de ellos, hombre humilde que denotaba desgaste físico, respondió:

—Me ocupo cultivando unas tierras y vendiendo mis productos en el mercado local.

El otro personaje, de porte clasemediero, con un tono burlesco que no mostró preocupación, afirmó:

—Yo hago que la gente levante las manos y me de su dinero. ¿Y usted estimado? -interpeló rapidamente con ironía al modesto señor.

Este, al igual que su interlocutor, con un tono ingenioso y presumido, respondió:

—Pues yo no hago mucho -dijo haciendo pausa y tomando el fino trago que había ordenado-, la gente me eligió para ganar bien; y de paso, he podido hacer algunos buenos negocios que me son muy rentables -afirmó sonriendo por su astucia.

El humilde hombre que no ocultó su ocupación, curioso a tan intrigantes quehaceres, intervino con ansia:

—Señores ¿y podrían definir para mis dudas a qué se dedican?

Golpeando la mesa con el talón de la copa del Martini que había acabado, el clasemediero respondió despidiéndose:

—Soy pastor evangélico, amigo. -Y salió apresurado evitando ser reconocido.

—Y yo funcionario público -sentenció el señor del rolex, mientras le indicaba a sus dos desapercibidos guardaespaldas que era hora de marcharse.

De mi libro: Historias Real-lativas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s