LO QUE DESAGRADA DE LOS EVANGÉLICOS Y CATÓLICOS.

catolicoevangelico

El fin de semana reciente, en mi ciudad: San Juan Comalapa, se llevaron acabo dos eventos multitudinarios de carácter religioso espiritual.

Por un lado, los evangélicos celebraron algo a lo que anualmente denominan “Conferencias Evangélicas” y; los católicos por su parte la “18 Jornada Diocesana de la Juventud”.

Creo que ambos eventos tuvieron como propósito destacar la fe cristiana. Los evangélicos enfatizaron lo esencial del cuidado y salvación del alma, mientras que los católicos ensalzaron el lema de “hacer discípulos a todos los pueblos”.

Deduzco que semejantes reuniones suponen una enorme organización y logística inigualable. No obstante, en ocasiones hay cosas que por muy planeadas que estén, siempre pasan desapercibidos escapándose de lo establecido; y es lo que en veces, por muy “pequeña” que sea, resalta como una mancha negra y que resulta ser lo típico y desagradable en la mayoría de reuniones públicas.

En esta corta crónica NO voy a resaltar los aspectos positivos de uno y otro evento, de eso se encargarán los estadistas de tales grupos para mostrar el mejor rostro posible de su actividad. Dejaré la siguiente memoria a modo de crítica constructiva para el que lo tome así, y para el que así lo quiera, líneas de crítica negativa de un vil anticristo enemigo de la predicación y la cruz. (xD)

Si los evangélicos predicaron acerca del “cuidado y salvación del alma”, no les hubiera quitado nada de santidad hablar por lo menos un minuto sobre el “CUIDADO DEL AMBIENTE Y CALLES SANAS”. Si los católicos hablaron acerca de “hacer discípulos a todos los pueblos”, tampoco les hubiera restado algo si se hubieran tomado un corto tiempo en hablar acerca de “NO HACER UN TIRADERO DE BASURA EN TODO EL PUEBLO”.

Casualmente una de las actividades se realizó cerca de la casa donde vivo, y la otra, cerca de la oficina donde trabajo. En las dos áreas era la misma situación, y no voy a  describir los desperdicios y desechos que colaboraron a la contaminación. No quiero decir con esto que Comalapa era la ciudad ejemplo de salud ambiental, y que los invitados la vinieron a arruinar, simplemente, que muchas costumbres defectuosas la vinieron a empeorar.

¿Ya me metí en problemas? ¡Quizá! Pero mi intención no es menoscabar y hacer burla de la fe, sino de hacer conciencia en aquellos que profesando un fe limpia, sin macha y sin arruga, dejemos como invitados o patrocinadores una ciudad sucia con calles abultadas de basura.

A lo mejor intencionalmente generalicé y desde luego hay excepciones. Pero para futuras aglomeraciones, tomemos en cuenta que parte de lo que debemos cuidar, no sólo es el cuerpo, el alma y el espíritu, sino también la tierra, el ambiente y los paisajes que Dios nos dio para admirar y administrar.

¿Les escribe un ciudadano limpio, correcto y protector del medio? A lo mejor no. Sin embargo, intento ser un fiel discípulo del Señor, y hago lo mejor que puedo en mostrar la mejor cara ante el mundo y ante Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s